La Parcela M-12.3 se sitúa en el lado este de la parcela, cuenta con un acusado desnivel en sentido descendente de norte-sur prácticamente constante de aproximadamente 4,69%. De acuerdo con el plano de alineaciones del plan parcial, se define 1 edificación lineal paralela al C/ Diego de Almagro con un retranqueo de 5 m al lindero frontal y de 5 y 7,75 m a las parcelas M-12.1 y M-12.4 respectivamente, con un fondo máximo edificable de 12m. Bajo rasante se permite ocupar la huella de la edificación incrementada en 5 m, además del espacio entre edificios para poder conectar el garaje con los núcleos de comunicación. El principal y decisivo condicionante a la hora de desarrollar el proyecto ha sido, sin duda, el excesivo desnivel existente en la parcela, alcanzando entre los extremos una diferencia de 5,22m aproximadamente. Esta circunstancia obliga a banquear la edificación, situando los saltos en la parte central del bloque para

no penalizar en exceso a las viviendas de la planta ático. Al contar con 12 m de fondo, la edificación se ha resuelto con 5 núcleos de comunicación que sirven a 2 viviendas por planta tipo. En planta baja se han proyectado 2 viviendas por núcleo salvo el portal 3, que se libera para poder conformar un soportal de acceso al interior de la urbanización y albergar la caseta del conserje junto al acceso peatonal. La planta ático alberga una sola vivienda por núcleo. En este edificio se proyectan un total de 43 viviendas, de las que 13 son de 3 dormitorios y 30 de 4 dormitorios. Se han situado los baños entre el salón y los dormitorios con el objetivo de evitar la transmisión de ruidos a las habitaciones. Las viviendas de planta baja cuentan con jardines privados abiertos tanto al interior como al exterior de la parcela. En el espacio interior se ha previsto la construcción de una pista de pádel y una piscina, situada en la parte más amplia de la parcela, alejada

de las edificaciones para garantizar el soleamiento durante el mayor número de horas posible. La escasa dimensión de la parcela y la limitación del fondo edificable bajo rasante a 17m hacen especialmente complicado lograr un óptimo aprovechamiento del garaje. Aprovechando el fuerte desnivel de la calle se plantean 2 sótanos con accesos independientes; el primero se sitúa bajo los portales 3, 4 y 5 con acceso por la parte más alta de la parcela mientras que el segundo ocupa toda la huella de la edificación y cuenta con acceso por la parte más baja. Por lo tanto, los portales 3 a 5 cuentan con dos plantas bajo rasante mientras que los portales 1 y 2 tienen solo una planta sótano. En el sótano se sitúan los 43 trasteros. Se han proyectado de modo que desde cada núcleo de comunicación se accede al número de trasteros equivalente a las viviendas a las que sirve, evitando siempre que sea posible la circulación a través del garaje.